Un Fondo Para El Desarrollo Economico y Social De La Costa Caribe Nicaraguense

Ronald Hill Álvarez
hillron@hotmail.com

8-Jan-04, Nueva Guinea RAAS-Hace aproximadamente un mes fui invitado a participar en un “chat room” promovido por la pagina Web www.bluefieldspulse.com en la cual tengo la oportunidad de expresar mis puntos de vista sobre la problemática que se vive en la Costa Caribe Nicaragüense. La invitación realizada se refería a intercambiar opiniones sobre los salarios que devengan los Concejales Regionales y la presión por parte de la sociedad civil de la RAAS para que estos cumplan con sus deberes como representantes de las comunidades que los eligieron. Al ingresar se inició una charla electrónica con más de 10 participantes, todos ellos costeños radicados en los Estados Unidos de Norteamérica.

En el transcurso de la conversación surgió la inquietud sobre la anunciada visita del Reverendo Rayfield Hodgson Bobb, presidente en funciones del Consejo Regional de la RAAS, a Washington y Miami para contactar a costeños radicados en los Estados Unidos con el fin de promover la inversión, por parte de estos, en la costa. La pregunta que me hicieron fue directa: ¿sabe usted a quienes visitará el Sr. Hodgson Bobb en los Estados Unidos con el fin de llevar a la costa inversión por parte de costeños radicados aquí? Dicen que se reunirá con costeños en Washington y Miami. Pensaron que por vivir en Nicaragua manejaba esa información. Mi respuesta fue: lo desconozco. Todos los participantes desconocíamos con quienes se iba a reunir el presidente en funciones del Consejo Regional de la RAAS en los Estados Unidos. Me pregunto todavía hoy: ¿Cuántos saben con exactitud con que costeños se reunió en Washington y Miami? Tal parece que solo él lo sabe, y es de suponerse que también los miembros del Concejo Regional, porque a su retorno, al ser entrevistado por el corresponsal de La Prensa en Bluefields, no brindó nombres ni apellidos de los costeños con que se reunió, solo mencionó que están interesados en invertir en el turismo, madera, la pesca, etc.

Si un funcionario de gobierno, sea municipal, regional o del gobierno central, realiza una visita oficial a cualquier país para promover la inversión es de esperarse que al concluir su misión brinde un informe detallado sobre la misma. En el caso de la visita del Reverendo Hodgson, si fue oficial, es necesario conocer quienes son los costeños radicados en EE.UU. que están dispuestos a invertir recursos financieros en la Costa, los cuales es de esperarse, han podido acumular capital producto del trabajo honrado y tesonero y no de actividades ilícitas o de dudoso origen. Es una necesidad urgente que las gestiones de los funcionarios se realicen con la transparencia requerida para promover el clima necesario que propicie las inversiones para el desarrollo de la Costa Caribe.

En el exterior existen miles de costeños y costeñas que con largos años de trabajo, no solo en los Estados Unidos de Norteamérica, sino que en las islas del caribe como Caimán, Aruba, Barbados, etc., han tenido la oportunidad de acceder a trabajos bien remunerados por el hecho de contar con una educación de calidad y el dominio del idioma inglés además del español.  En el país también tenemos este tipo de costeños. No es el hecho de tener acumulados unos cuantos dólares lo que mueve a estos costeños a invertir únicamente con la lógica capitalista que busca el máximo rendimiento del capital invertido, sino que también los mueve la solidaridad y la cooperación, porque existe la convicción de que el pueblo costeño se merece un futuro mejor en relación a la realidad que vive y para cambiarla se requiere la participación de todos.

Juntos todos los costeños, los del exterior como los que estamos en el país, podemos crear un Fondo para el Desarrollo Económico y Social de la Costa que surja producto de las aportaciones que cada uno pueda hacer según lo que su situación económica le permita, pero que el mismo sea manejado con transparencia, honestidad, eficiencia y dirigido a proyectos de inversión que aprovechen las múltiples potencialidades de la región para que se genere empleo digno y satisfacción en la población en el marco de un Plan de Desarrollo Regional. El gobierno central, el gobierno regional y los gobiernos municipales con sus diversos ingresos previstos pueden destinar una parte, la cooperación externa, las organizaciones de la sociedad civil y los propios costeños podemos crearlo. Yo aportaría al Fondo de Desarrollo Económico y Social de la Costa. ¿Quiénes más están dispuestos?

Ronald Hill Álvarez
hillron@hotmail.com
Nueva Guinea, RAAS
8 de enero de 2004

 

I HOME I BUY MUSIC I CATALOGUE I HUMOR I UCP I NIST

Website designed and maintained by G. Lewin Copyright © 1999  - 2008 Oneg LLC. All rights reserved
Please send your comments to: glewin@bluefieldspulse.com