4 de Octubre, 2002

Washington, DC

MANIFIESTO

Nosotros, ciudadanos nicaragüenses de la Costa Caribe a resididos en los Estados Unidos y particularmente los que residen en el área metropolitana de Washington DC, nos hemos unidos para demostrar nuestra solidaridad, por medio de una manifestación pacífica, para exponer las injusticias perpetrados contra nuestros compatriotas en la Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS) y la indiferencia total hacia a las leyes establecidas en la constitución política de Nicaragua.

Considerando que:

 

  1. Désde el 4 de mayo 2002, el gobierno de la RAAS no ha sido legítimado, que talvéz es la intención oculto del gobierno nicaragüense para despojar a los habitantes del Caribe de sus derechos de autodeterminación, garantizados por la constitución.
  2. La inabilidad del Consejo Supremo Electoral, la Corte Suprema de Justicia, y el gobierno central para resolver la problemática, ha sido un perjuicio para la RAAS.
  3. El presupuesto de la región para el año 2002, no ha sido entregado, lo cuál entorno está causando más empobrecimiento a un pueblo ya depravado social, económico e históricamente.
  4. La falta de regulación y el cumplimiento de la Ley 28, es la raíz de la causa de un gobierno regional ineficiente.
  5. La discriminación y el racismo ha sido el vehículo por medio de la cuál hemos arribado a éste cruce en nuestra áspera historia.

Estamos resolutos por unir nuestras fuerzas en ésta pugna para asegurar nuestros derechos. Y como ciudadanos Nicaragüenses del Caribe, levantaremos nuestras voces para ser eschudados por todos los conscientes del clamor de un pueblo subyugado.

¿No es Nicaragua un país democrático? Tenemos el derecho de representación.

Por lo tanto, exijimos:

  1. La legitimación e institucionalización del Gobierno Regional de la RAAS, ¡Ahora!
  2. La entrega total del presupuesto del gobierno regional para mitigar el sufrimiento y la pobresa del pueblo costeño.
  3. Hacer cúmplir los derechos de igualdad y justicia para los Nicaragüenses del Caribe, atrazados por más de 100 años.
  4. El fín del impasse del Consejo Supremo Electoral, la Corte Suprema de Justicia, y el gobierno central.
  5. La resolución inmediata a las barricadas y respeto para el proceso autónomo.

El presidente Enrique Bolaños en el National Press Club en Washington, el 5 de abril del 2002 dijo, Sí, yo apoyo la ley de Autonomía en la costa Caribeña.”

Esperamos el fiel cumplimiento de lo dicho.

 

¡JUSTICIA PREVALECERÁ!

 


I HOME I BUY MUSIC I CATALOGUE I HUMOR I UCP I NIST

Website designed and maintained by G. Lewin Copyright © 1999  - 2008 Oneg LLC. All rights reserved
Please send your comments to: glewin@bluefieldspulse.com